John Cleese dixit

John Cleese dixit
It´s... AngiePython´s The flying Verses...

Copyright

Todos los textos, poemas, relatos y entradas de este Blog poseen copyright de su autor y están amparados por la ley de protección de la propiedad intelectual. Para cualquier referencia póngase en contacto con éste o añádase detalladamente dicho origen. Gracias.

jueves, 19 de junio de 2008

Vallejo y sus "problemas" de intensidad y altura



Si a Vallejo le salía espuma... Utilizo esta cita en el poemario que escribo en estos momentos porque no se podía decir mejor con menos.

La palpitante, vampírica necesidad de escribir nos enfrenta con nosotros mismos ( tal y como parecen hacerlo "los Vallejos" de las fotografías), por eso el verso desde la entraña, va más allá del mundo que lo envuelve y sus codicias, y por eso no es apto para todos los públicos, es decir, implica el desnudo integral de la musa juanramoniana, el descenso a los infiernos como quien baja a comprar el periódico (decía Sabina que conocía el Averno por haber pasado más de una noche allí), la irracional empatía con el suicida...

El que diga que vuela pero que ojalá no lo hiciera pierde el tiempo (ya lo decía el gran Oliverio Fernández)... El que vuela es cometa de pellejo y arteria, y lo es con una profunda satisfacción, con la conciencia de haber hallado en esa magia (así lo define J.D.) el sentido de la vida (a pesar de que ya lo hicieran los Python en 1982, indudablemente).

Por eso, que salga toda la espuma necesaria, sobre todo porque ante eso la rendición para el que vuela no existe... Bajo la espuma nos espera la salvación, la única que conozco. Cada verso, es un motivo para seguir volando.


INTENSIDAD Y ALTURA

Quiero escribir, pero me sale espuma,
Quiero decir muchísimo y me atollo;
No hay cifra hablada que no sea suma,
No hay pirámide escrita, sin cogollo.
Quiero escribir, pero me siento puma;
Quiero laurearme, pero me encebollo.
No hay toz hablada, que no llegue a bruma,
No hay dios ni hijo de dios, sin desarrollo.
Vámonos, pues, por eso, a comer yerba,
Carne de llanto, fruta de gemido,
Nuestra alma melancólica en conserva.
Vámonos! Vámonos! Estoy herido;
Vámonos a beber lo ya bebido,
Vámonos, cuervo, a fecundar tu cuerva.

1 comentario:

Álvaro dijo...

Cuanto más leo a Cesar Vallejo, más quiero leer de él.

Me pasa exactamente lo mismo: contigo.

Saludos en las aceras.

Nos vemos pronto!