John Cleese dixit

John Cleese dixit
It´s... AngiePython´s The flying Verses...

Copyright

Todos los textos, poemas, relatos y entradas de este Blog poseen copyright de su autor y están amparados por la ley de protección de la propiedad intelectual. Para cualquier referencia póngase en contacto con éste o añádase detalladamente dicho origen. Gracias.

domingo, 18 de mayo de 2008

Otras heridas... Luis Cernuda.



Parece imposible decir algo nuevo... Pero Cernuda tenía que estar aquí, ya necesitaba un rastro de su aureola interminable.

Me he sorprendido, en estos días, reconociéndome en sus versos, he tomado consciencia de hasta qué punto este antiguo ha sido maestro de cada emoción concebida por mi, evidentemente sin ningún ánimo de repetir su genio (inútil tarea, yerma por otra parte) sino de encontrar mis propias pulsiones... He creado versos (posibles o invisibles) a través de él sin saberlo, le debo tanto (como, pienso, debería, cualquier poeta) que no sé por dónde empezar.


Incluyo un poema que tiene especial relevancia para mi, que me ha devuelto por un instante a la adolescente que fui.


PRECIO DE UN CUERPO (Poemas para un cuerpo)






Cuando algún cuerpo hermoso,



como el tuyo, nos lleva



tras de sí, él mismo no comprende,



sólo el amante y el amor lo saben.



(Amor, terror de soledad humana.)






Esta humillante servidumbre,



necesidad de gastar la ternura



en un ser que llenamos



con nuestro pensamiento,



vivo de nuestra vida.






Él da motivo,



lo diste tú; porque tú existes



afuera como sombra de algo,



una sombra perfecta



de aquel afán, que es del amante, mío.






Si yo te hablase



cómo el amor depara



su razón al vivir y su locura,



tú no comprenderías.



Por eso nada digo.






La hermosura, inconsciente



de su propia celada, cobró la presa



y sigue. Así, por cada instante



de goce, el precio está pagado:



Este infierno de angustia y de deseo.

1 comentario:

bocangel dijo...

VI EN UNA CASETA PERDIDA DE LA FERIA DEL LIBRO DE MADRID, UNA EDICIÓN MUY CUIDADA CON UNA BELLA PORTADA DE OCNOS. ME DIO VERGÜENZA ABRIRLO Y LEERLO. ERA DEMASIADO BELLO. hace tiempo, sin conocerlo aún, vi una exposición de cernuda en el ateneo de madrid. fotos de dandy, todo pergueñado de blanco, y los abuelitos trajeados fumando en pipa, repantingados en sillones dieciochescos, ajenos a todo..